Los neumáticos de tu scooter, siempre a punto

Los neumáticos de tu scooter, siempre a punto

Con la llegada del buen tiempo se intensifica el uso de los scooter. A menudo después de meses de inactividad. El frío y la lluvia, bien por comodidad o bien por seguridad, disuaden a muchos motoristas de disfrutar de su scooter en invierno. De manera que cuando asoma la primavera, con días más soleados y secos, despiertan de su letargo. Especialmente en las ciudades, donde se han convertido en una alternativa muy eficaz a la congestión del tráfico. Ese despertar, si no se realiza una adecuada puesta a punto del vehículo, entraña algunos riesgos. Es fundamental revisar, entre otros elementos de seguridad, los neumáticos. Sobre todo las presiones y el nivel de desgaste.

El dinamismo de nuestras ciudades no se entendería sin la decisiva contribución a la movilidad urbana de los scooter. El uso masivo del automóvil, especialmente en las horas punta del día, dificulta sobremanera los desplazamientos en los entornos urbanos. Es ahí, precisamente, donde el uso de esta modalidad de motocicleta, caracterizada por incorporar carrocería para la protección frontal de las piernas y ocultar toda o la mayor parte de su mecánica, se ha consolidado como una opción con cada vez más adeptos para evitar atascos.

Desplazarse en scooter por ciudad representa un importante ahorro de tiempo, de combustible… y de estrés. No en vano, las ventas de este tipo de vehículo son las que mejor han aguantado el tipo en los peores años de la crisis económica y las que antes se han apuntado a la recuperación. Los últimos datos disponibles apuntan a un crecimiento superior al 30% en el primer trimestre de 2015 y a una participación de mercado en esos tres primeros meses del año del 64%.

No hay duda. El scooter está de moda. Tanto entre los motoristas de toda la vida como entre los recién llegados al mundo de las dos ruedas que buscan la movilidad práctica y eficiente de una moto eminentemente urbana. En cualquiera de los casos hay un elemento fundamental para maximizar la seguridad vial, la eficiencia energética y el confort durante la conducción de un scooter: el neumático. Más concretamente: su adecuada elección y mantenimiento. Especialmente con la llegada del buen tiempo, cuando muchos de ellos salen del garaje por vez primera en semanas o meses. Hay que revisarlos y ponerlos a punto.

Elegir bien el neumático es fundamental.

En función del uso que se va a dar al scooter y el estilo de conducción del usuario. No es lo mismo circular sólo por un entorno urbano que hacerlo también por vías interurbanas. Tampoco es igual realizar un pilotaje sosegado que brillante. Pero lo que no cambia, en ningún caso, es que el neumático es el único punto de contacto entre el scooter y la calzada y que siempre debemos montar un neumático de calidad, en establecimientos de confianza y con técnicos cualificados, que nos ofrezca las prestaciones necesarias para circular de forma segura, cómoda y eficiente.

Llevar a punto el neumático es vital.

En la literalidad del término. Las autoridades de Tráfico están preocupadas por el incremento de accidentes de moto en entornos urbanos, buena parte de ellos protagonizados por scooters y en más ocasiones de las deseables con resultados graves para la integridad de los usuarios. Casi todos son fruto de imprudencias, del motorista o de otros actores como automovilistas o peatones. Y en buena parte de ellos se constata un deficiente mantenimiento del vehículo, especialmente de los neumáticos.

No es de extrañar, pues, que con motivo de las últimas campañas de concienciación de los motoristas, la Dirección General de Tráfico (DGT) haya llamado la atención sobre la necesidad de prestar más atención al mantenimiento de los scooters. Ahora que llega el buen tiempo, que muchas de estas motos urbanas regresan a la circulación no está de más recordar algunos de los consejos para llevar los neumáticos siempre a punto.

Si con la llegada del buen tiempo vuelves a subirte a tu scooter para tus desplazamientos urbanos piensa que la misma “aclimatación” que puedes necesitar como conductor también la requiere tu moto. Sobre todo si lleva mucho tiempo parada. Los usuarios habituales de scooter saben que hay que revisar las presiones y el dibujo de los neumáticos de forma periódica. Si eres un usuario discontinuo, con razón de más. Es probable que no recuerdes el nivel de desgaste que tenían los neumáticos la última vez que te subiste a la moto y es casi seguro que la presión de los mismos no sea la adecuada.

Si el desgaste del dibujo de la cubierta es inferior al legal o al recomendado por el fabricante -comprueba si tu neumático lleva “testigos” y verifícalo- es hora de pasar por el taller. Por otro lado, circular con una presión inadecuada contribuirá al desgaste prematuro de tus neumáticos: dales aire según indica el fabricante -y recuerda, siempre en frío.

Si tu scooter lleva demasiado tiempo parado o el desgaste de los neumáticos aconseja ir al taller para su reemplazo, no está de más confiar en el criterio profesional de sus técnicos para realizar un equilibrado de las ruedas. Con el equilibrado prolongarás la vida útil del neumático eliminando vibraciones, además de proteger la suspensión, la dirección y la transmisión.

 

Disfruta de tu scooter. Pero hazlo con todas las garantías. Los neumáticos, siempre a punto.