El neumático, de etiqueta.

El neumático, de etiqueta.

Los pequeños gestos cambian el mundo. Elegir un neumático u otro para tu coche tiene mucha más transcendencia de lo que imaginas. ¿Nunca habías pensado en ello? No todos los neumáticos son igual de seguros. No todos hacen que tu vehículo consuma lo mismo. No todos alteran en idéntica medida la paz sonora del entorno por el que circulas. Hablamos, efectivamente, de seguridad vial, ahorro de carburante y contaminación acústica: las tres variables contenidas en la etiqueta europea del neumático. Una herramienta con información visual para que elijas, de forma responsable, los neumáticos que quieres montar en tu coche.

Eficiencia energética y seguridad vial

La eficiencia energética del vehículo y la seguridad vial dependen, en no poca medida, de nuestros hábitos al volante. Una conducción ecológica puede reducir de forma apreciable el consumo de combustible. Revisar la presión de los neumáticos periódicamente también ayuda a mantener a raya el consumo de carburante, además de facilitar la adherencia, la seguridad, si circulas por una superficie mojada. Igualmente, respetar la distancia de seguridad nos evitará más de un susto en caso de necesidad de frenado. Sin embargo, los claros beneficios derivados de estos hábitos de conducción tan saludables se refuerzan notablemente con la elección adecuada de un neumático.

Para que esa elección sea tan correcta como consciente cuentas con una herramienta utilísima: la etiqueta europea del neumático. Se trata de un instrumento que ha contribuido, desde su implantación en el mercado allá por noviembre de 2012, a fomentar la compra responsable de los neumáticos por parte de los automovilistas. Cada vez son más los conductores que conocen la etiqueta, saben interpretarla y se decantan por uno u otro neumático conscientes de los diferentes beneficios que aportan en términos de seguridad, eficiencia energética y reducción de ruidos. ¿Te encuentras entre ellos? Deberías. Te contamos por qué.

¿Por qué es tan importante la etiqueta del neumático?

La opinión es unánime. Autoridades de Tráfico, organizaciones de consumidores, instituciones para el fomento de la seguridad vial y el desarrollo sostenible, clubes de automovilistas, asociaciones de talleres… Todas las voces autorizadas en materia de movilidad segura y eficiente al volante, consideran que la etiqueta europea del neumático aporta transparencia al mercado de los neumáticos y hace que los clientes sean mucho más conscientes de las prestaciones y valores añadidos de cada uno de los modelos a su disposición. Con todo, a pesar del esfuerzo realizado por las marcas de neumáticos, los talleres y profesionales que los montan, y los medios de comunicación, aún queda mucho por hacer, tanto en materia de conocimiento del etiquetado por parte de los automovilistas, como en el control por parte de las autoridades de algunas etiquetas presentes en el mercado que no se adecúan a la normativa.

En esencia, la etiqueta europea del neumático aporta al consumidor información visual fácilmente interpretable sobre la eficiencia de consumo de combustible, la adherencia en superficie mojada y el ruido de rodadura exterior de los neumáticos. Su objetivo no es otro que aumentar la seguridad y la eficacia ambiental y económica del transporte por carretera mediante la promoción de neumáticos de bajo consumo de combustible, alto nivel de seguridad y valores bajos de ruido. Ayudar al automovilista, en definitiva, durante su proceso de decisión de compra.

Es importante recordar que un vehículo equipado con neumáticos de clase “A” en  resistencia a la rodadura puede consumir hasta 0,5 l/100 km menos que si estuviera equipado con neumáticos de las clases más bajas.  Y que un vehículo equipado con neumáticos de clase “A” en frenada en mojado que va a 80km/h frena en mojado en 18 m menos que si está equipado con neumáticos de las clases más bajas.

¿Dónde encontrarás la etiqueta?

En el propio neumático. Es una pegatina que muestra la etiqueta en su banda de rodadura, aunque puede existir también una copia de la misma en su proximidad inmediata. Ya lo sabes: antes de elegir neumático, revisa bien su etiquetado.

Tú eliges cuánta seguridad, ahorro y respeto medioambiental quieres.