Cuida los neumáticos de tu scooter, cuida de ti

150 ppImagen1

Cuando bajan las temperaturas, el cielo se cubre de nubes y hacen su aparición las primeras lluvias los conductores responsables que se desplazan a lomos de una moto tipo scooter adquieren plena conciencia de la importancia de llevar sus neumáticos a punto. Conducir un sccoter en condiciones climatológicas adversas tiene su encanto, incluso sus ventajas si lo haces por ciudad, pero hay que ser prudente: calzar los neumáticos adecuados y siempre en buen estado de conservación.

A pesar del menor uso de los scooters durante los meses más fríos del año, especialmente en zonas costeras -no tanto en las grandes ciudades donde se han convertido en un elemento esencial de movilidad para muchos ciudadanos-, las tasas de siniestralidad relacionadas con las inclemencias meteorológicas adversas y la pérdida del control de estos vehículos son elevadas.

De ahí que instituciones como la Dirección General de Tráfico (DGT) que velan por la movilidad y la seguridad vial llamen la atención sobre la necesidad de circular siempre, pero especialmente durante esos meses más fríos, con los neumáticos idóneos para cada scooter y tipo de conducción. Y, por supuesto, en un buen estado de conservación, lo que incluye tanto la vigilancia de su nivel de desgaste como la revisión periódica de las presiones.

Siete de cada diez motos que se venden en España son scooters.

Buena parte de ellas circulan en grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, aunque también en zonas costeras. Como señalábamos en un anterior post dedicado a los neumáticos para scooters es en primavera y en verano cuando más se utiliza este tipo de vehículos.

Sin embargo, el perfil de su usuario habitual ha evolucionado y cada vez son más las motos de este segmento que están activas durante todo el año. También durante estos meses de otoño e invierno: los más peligrosos para circular sobre una red viaria afectada por los rigores climatológicos. Sobre todo si lo haces con unos neumáticos inadecuados o en mal estado.

Estudio de la Fundación Línea Directa

En este sentido, es revelador el estudio realizado hace escasas fechas por la Fundación Línea Directa sobre un total de 48.500 siniestros de tráfico en los que estaba implicada una moto. El tipo de vehículo más afectado, con un 23,5% del total de los accidentes, es el scooter.

¿Cuáles son las razones?

Según los responsables del estudio tienen que ver con el perfil de conductor habitual de las mismas y el uso que hace de ellas: “El scooter es una moto muy popular en grandes núcleos urbanos que se utiliza para desplazarse de forma práctica y eficiente por las ventajas que ofrece (conducción con el carné clase B en las de 125cc, facilidad de aparcamiento, posibilidad de circular por el carril bus o parrilla de salida en semáforos).

Por ello, no es de extrañar que el perfil del motorista que más accidentes sufre en España esté más relacionado con un profesional de ciudad que utiliza un vehículo a dos ruedas (¡o tres!) como éste para desplazarse diariamente al trabajo (o a sus lugares de ocio), que con un joven al sillín de una moto deportiva”.

Neumáticos y Siniestralidad

¿Cómo afectan los neumáticos a la siniestralidad de los scooter, especialmente en estos meses de frío?

Los accidentes más comunes sin contrario son las salidas de vía por velocidad inadecuada y los derrapes.
Cuando están involucrados dos vehículos, el scooter y un coche, los siniestros más frecuentes tienen lugar en intersecciones y rotondas o se deben a cambios de carril o apertura de puertas.

A la luz de este amplio inventario de accidentes, parece evidente que el usuario de un scooter tiene que prestar atención a la hora de elegir el neumático adecuado para que en función del uso que haga del mismo le proporcione el mejor rendimiento en mojado, agarre en seco, estabilidad, progresividad y precisión.

Pero también debe vigilar los testigos de desgaste del mismo y ser riguroso con el control de los niveles de presión: circular a presión inadecuada compromete la seguridad en caso de incidencia al incrementar la distancia de frenada y contribuye a deteriorar el neumático y aumentar el consumo de carburante y las emisiones de CO2 asociadas.

El neumático es el único punto de contacto entre el scooter y el asfalto, una circunstancia especialmente relevante en condiciones meteorológicas adversas.

Por eso, desde la Comisión de Fabricantes de Neumáticos siempre recomendamos montar neumáticos de calidad, en establecimientos de confianza y con técnicos cualificados y comprobar regularmente la presión y el desgaste. Conseguirás las prestaciones necesarias para circular de forma segura, cómoda y eficiente.